dissabte, 8 de març de 2014

El increíble viaje del faquir que se quedó atrapado en un armario de Ikea de Romain Puértolas de Editorial Grijalbo

La primera palabra que el indio Dhjamal Mekhan Dooyeghas pronunció cuando llegó a Francia fue una palabra sueca. ¡El colmo!
«Ikea.»
Eso fue lo que susurró.
Y en cuanto lo dijo, cerró la puerta del viejo Mercedes rojo y esperó con las manos sobre sus rodillas como un niño bueno.
El taxista, que no estaba seguro de haber oído bien, se volvió hacia su cliente, lo que hizo que las bolitas de madera de su cubreasiento crujieran.

Descubrió en el asiento trasero de su vehículo a un hombre de mediana edad, alto y flaco como un árbol seco, de cara morena y atravesada por un bigote gigantesco. Cicatrices de un antiguo acné virulento cubrían sus mejillas huesudas. Llevaba tantos aros en las orejas y en los labios que parecía que hubiera querido cerrarlos con cremallera...

2 comentaris:

mondopunt ha dit...

Tinc ganes de llegir aquest llibre, el punt ja el tenim.
Montse de Mondopunts.

Senyal de plana ha dit...

Jo també, fa bona pinta per passar una estona divertida!